De USB a HDMI en Linux con DisplayLink

Hace ya algunos meses que estoy utilizando dos pantallas. Por un lado la pantalla integrada de mi portátil, y por otro una pantalla externa. Inicialmente, solo trabajaba con la pantalla externa, manteniendo el portátil cerrado. Sin embargo, la posibilidad de consultar a la vez que estoy escribiendo o implementando una aplicación, es una verdadera gozada. Aunque sea utilizando una solución como la que te voy a comentar en este artículo para pasar de USB a HDMI.

La cuestión es que, utilizar dos pantallas de distinto tamaño, no me terminaba de convencer. Es mas, te diría que me parecía un verdadero suplicio. Al final se trata de dos pantallas una de 13,3“, frente a otra de 22”, ambas FullHD, con lo que tenía que acomodar la vista al pasar de una a otra. Entonces me planteé la solución de utilizar 2 pantallas externas de 22″, una al lado de la otra. La solución 3 pantallas convirtiendo de USB a HDMI uno de los USB.

De USB a HDMI en Linux con DisplayLink

Si, tal y como has leído en la introducción, finalmente me decidí por utilizar también la pantalla integrada del portátil. La cuestión, es que la pantalla integrada, la estoy utilizando para aplicaciones auxiliares que siempre quiero tener a la vista. Así, por ejemplo, cuando estoy en modo trabajo, la pantalla integrada contiene la aplicación de mensajería que utilizamos para hablar entre compañeros de trabajo. Cuando estoy en modo atareao, aquí está en ocasiones Telegram. Y digo en ocasiones porque, si lo tengo abierto de forma permanente, es un auténtico coladero de distracciones.

¿Que utilizo?

Mi portátil es un Dell xps13 on un único puerto HDMI. En realidad, se trata de un Mini DisplayPort, también conocido como miniDP. Este puerto, es una versión reducida del DisplayPort. Entiendo que será el elegido para el xps 13, por sus reducidas dimensiones. Así, hasta la fecha, la primera pantalla externa iba directamente a este Mini DisplayPort.

La suerte es que, el xps 13, cuenta con un puerto USB 3.0. Este puerto, es el que he utilizado para la conectar la segunda pantalla externa. Para ello, he utilizado un adaptador externo que pasa de USB a HDMI 4K, de la marca StarTech.com. Eso si, certificado por DisplayLink.

En particular me he decantado por el USB 3.0 to 4K HDMI. Se trata de un chisme muy sencillo y que solo vale para eso. He probado una DockStation, y la verdad, no me llegó a funcionar en ningún momento, y esto, sin embargo, ha funcionado a la primera.

La primera de las razones que me hizo dencantarme por esto, es que tiene soporte para Linux. En lsa especificaciones técnicas figura que es compatible, por supuesto para Windows, MacOS, pero también Chrome OS y Linux. En cuanto a las características técnicas, te las dejo a continuación por si no quieres visitar la página del fabricante,

HardwareOpción
AudioYes
AV InputUSB 3.0
AV OutputHDMI
CablingHDMI
Chipset IDDisplayLink – DL-5500
MemoryDDR 1Gb
Ports1
USB Pass-ThroughNo

¿Y la instalación?

Como ya te puedes imaginar, lo que me daba realmente pánico era la posibilidad de que no funcionara por los controladores, o por vete tu a saber que cosa. Sin embargo, Eso de poner las tres pantallas en marcha, fue mucho mas sencillo de lo que esperaba.

Lo primero el controlador o driver, directamente a descargar desde la página del fabricante del Chipset, directamente desde la página de DisplayLink. Y precisamente, esta es una de las cosas que mas me gustan de Ubuntu, y es que allí, en la página del fabricante, aparece claramente Ubuntu. No hay lugar a dudas. En principio están soportadas únicamente las LTS, 16.04 y 18.04. Sin embargo, en el momento de escribir este artículo, estaba utilizando la 18.10, por aquello de probar mis aplicaciones en la última versión disponible. A pesar de ello, ha funcionado sin ningún problema o casi.

Desde el siguiente enlace puedes descargar el controlador del DisplayLink. Se trata de un archivo comprimido zip. Dentro del archivo comprimido encontrarás dos archivos. Uno de los dos es el archivo de instalación, mientras que el segundo no es mas que la licencia.

Para instalar, tan solo ejecuta las siguientes órdenes,

unzip 'DisplayLink USB Graphics Software for Ubuntu 5.1.zip'
chmod displaylink-driver-5.1.26.run
sudo ./displaylink-driver-5.1.26.run

Puesta en marcha de las 3 pantallas

Si te soy sincero, no recuerdo si, una vez instalado el controlador, reinicié el equipo… Creo recordar que así fue, pero no te lo puedo asegurar. Una vez conectada

La cuestión es que cuando conecté las dos pantallas externas, cambié la configuracion, desde Configuración > Dispositivos > Monitores, tal y como puedes ver en la siguiente captura de pantalla.

Aquí te tengo que hacer una observación, que a mi me dió un susto. Inicialmente solo me aparecían dos pantallas. Inicialmente pensé que era un problema del chisme, pero al desconectar una de las dos pantallas externas, con independencia de cual fuera, si que funcionaba. En ese momento me di cuenta que había que habilitar la pantalla. Pero esto fue de casualidad, porque tienes que seleccionar pantalla a pantalla, tal y como puedes ver en la siguiente captura de pantalla. Esta manía de GNOME de hacerlo todo tan minimalista, en ocasiones es contraproducente.

De USB a HDMI en Linux. Un DisplayLink.

Una vez las tres pantallas en funcionamiento, la cuestión es que el ratón dejaba una estela allá por donde pasaba. Ahí fue cuando me preocupé realmente, pensé que aquello no iba a funcionar…. Sin embargo, opté por la solución mas obvia reiniciar. Efectivamente, aquello fue mano de santo, reinicié y desapareció esa estela que me tenía tan preocupado.

Conclusión

Lo cierto es que todo ha sido progresivo, de una a dos, y luego de dos a tres. Aunque realmente, la tercera, la que va integrada en el portátil, es mas bien de apoyo, al menos por ahora.

Cuando estás trabajando con el terminal, y necesitas anotar los pasos que vas haciendo, o quieres tener un manual de ayuda para lo que estás realizando, la segunda pantalla es fundamental. Y ua solo me refiero a las dos pantallas externas, porque lo que es una locura es trabajar con dos pantallas cada una de un tamaño… Es una locura.


Más información,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *