SlimBook un ultraportatil ideal para Ubuntu

SlimBook es una marca española de ultraportátiles, en la que podremos encontrar una muy buena relación calidad precio. Se trata de equipos donde tendrás un muy buen diseño, una excelente conectividad con el resto de tus dispositivos, incluyendo conexión vía RJ45 (que otros ultraportátiles ha abandonado) y una potencia adecuada a tus necesidades y en función del procesador que elijas (como veremos mas adelante).

Es una arriesgada apuesta por el mundo de los ultraportátiles, pero desde mi punto de vista, con un producto como el SlimBook la una apuesta segura.

Aunque las noticias que aparecen sobre el mercado de los ordenadores dice que va en caida libre, lo cierto es que aquellos que producen necesitan un equipo potente, seguro, fiable, con almacenamiento suficiente, etc, que hoy por hoy, y en un futuro próximo, no lo puede proporcionar una tableta.

No concibo actualmente desarrollar una aplicación para un móvil o ordenador, dibujar un plano en CAD, hacer un presupuesto, escribir un informe, hacer una hoja de cálculo en una tableta.

SlimBook - ejemplo

Características técnicas

Existen cuatro modelos de SlimBook disponibles, según el procesador Intel que llevan instalado, Celeron, i3, i5 e i7.

En particular el que he podido probar, es un i5, con las siguientes características,

  • CPU: Intel i5-5200U, 2,2 GHz, Turbo Boost 2.7 GHz, 2 Core 4 Threads, 3M Cache
  • Tarjeta gráfica: Intel Graphics HD 5500
  • Memoria RAM: 8 GB DDR3 – 1600 Mhz
  • Disco Duro: SSD mSata 120 GB SAMSUNG
  • Pantalla: 13.3” Full HD 1920×1080 px LED
  • Teclado: teclado con retro-iluminación LED
  • Sistema Operativo: Ubuntu 16.04
  • Bluetooth: 4.0
  • WiFi: Intel Dual Band 7265N
  • WebCam: Frontal 1 MP
  • Micrófono: Si
  • USB: 2 puertos USB 3.0
  • RJ45: Mediante conversor externo
  • HDMI: Mini HDMI
  • Lector de tarjetas: SD y MMC
  • Batería: 7.000 mAh

Existen otras soluciones tal y como he comentado anteriormente, y que puedes revistar en la página de características de SlimBoook.

SlimBook - fotografía 1

Experiencia y sensaciones

Se trata de un equipo de dimensiones 33 x 22 x 1,8 centímetros con un peso que no llega a los 1,4 kilogramos y un acabado excepcional en aluminio color plata, lo que le da una sensación de robustez a la par que elegancia.

SlimBook - fotografía 2

Me gusta este tipo de equipos porque son muy cómodos de transportar y se inicia muy rápidamente; lo cual me resulta muy práctico a la hora de trabajar, sobre todo cuando escribo, puesto que puedo situar mi despacho donde esté el equipo.

SlimBook - fotografía 3

Al tratarse de un equipo con SSD, como es de esperar, el tiempo de arranque es muy reducido, y en cuando quieres darte cuenta, ya tienes la pantalla de inicio de Ubuntu esperando a que introduzcas la contraseña.

El funcionamiento es soberbio; mi equipo actual es un Dell XPS 13, con Ubuntu 16.04 y no noté ninguna diferencia con este equipo, ni en cuanto a prestaciones ni en cuanto a desempeño.

SlimBook - fotografía 4

El teclado es retroiluminado, con lo que tendrás la ventaja de poder escribir en cualquier circunstancia, aunque en este punto he tenido que pelearme con la distribución de teclado, con lo que no estaba acostumbrado, pero que estoy seguro que en unas pocas semanas habría podido llegar a acostumbrarme. Esto me suele suceder con disposiciones de teclado no habituales, sobre todo con la tecla enter, como ha sido el caso.

SlimBook - fotografía 5

Respecto al touchpad, tuve algunos problemillas porque tenía una especie de retraso. Sin embargo, según me indicó Alejandro esto era debido a que no lo habían configurado correctamente en mi caso. La solución la podía haber encontrado directamente en su página o bien, en la aplicación que ellos han desarrollado para dejar el SlimBook a punto, SlimBook Essentials, donde además puedes encontrar una solución para habilitar y desahabilitar el touchpad similar a Touchpad Indicator.

SlimBook Essentials

SlimBook Essentials es una sencilla aplicación con la que podrás dejar el equipo a punto en el caso de que reinstales el sistema operativo de nuevo; una enfermedad que afecta a muchos usuarios de Linux y que se conoce con el nombre de distrohopping.

Se trata de un conjunto de utilidades que generalmente no necesitarás utilizar, por que el equipo nuevo de compra está completamente ajustado, pero que también puedes utilizar en otros equipos.

SlimBook - fotografía 6

Con esta utilidad puedes realizar una serie de acciones como,

  • Añadir el repositorio de SlimBook
  • Actualizar el sistema
  • Actualizar la distribución
  • Actualizar el controlador Wi-Fi (solo para el caso de equipos SlimBook)
  • Aumentar el WiFi a baja señal (y deshacer esta acción)
  • Iniciar o no el bluetooth en el arranque (Sobre esto escribí un artículo recientemente “Deshabilitar el bluetooth automáticamente en Ubuntu
  • Utilizar un controlador alternativo para el touchpad (solo en el caso de SlimBook)
  • Activar el firmware Intel (solo en el caso de Ubuntu)

También tienes algunas utilidades disponibles,

  • Utilidades del sistema
    • Test de funcionamiento Wi-Fi
    • Test de velocidad de red
    • Aplicaciones instaladas
    • Sensores de temperatura
    • Visor de sucesos del sistema
  • Limpieza y liberación de espacio
    • Limpiar versiones de programas anteriores
    • Reconfigurar programas mal instalados
    • Eliminar programas mal instalados
    • Eliminar viejos kernel y liberar espacio en /boot
  • Cambiar el fondo de pantall

Además tienes la posibilidad de instalar algunas aplicaciones de forma muy sencilla, como pueden ser:

Por supuesto en esta aplicación hace referencia al blog de Slimbook donde muchas de las funciones soportadas por esta aplicación están recogidas y explicadas en sus tutoriales, y en la propia aplicación te dan un sencillo enlace para que puedas acceder de forma sencilla al tutorial en cuestión.

¿Que sensación me ha proporcionado el SlimBook?

Conforme lo siento lo digo, y es que si hubiera conocido el SlimBook antes de comprar el Dell XPS 13, me hubiera decantado por este dispositivo, por varias razones,

  • El diseño del SlimBook. Con todo y con eso, no quiero engañar a nadie la calidad del Dell XPS 13 es superior al SlimBook, pero me gusta mucho mas su diseño.
  • El soporte y la orientación al cliente. En las dos conversaciones que mantuve con Alejandro, lo que mas me impresionó fue su decidida orientación al usuario final, donde no solo tienen en cuenta la garantía de 2 años de sus equipos en España, si no que además buscan la mejor experiencia del usuario, pudiendo configurar tu equipo según tus necesidades e incluso existiendo la posibilidad de realizar ampliaciones de tu equipo.
  • El equipo humano del proyecto. El saber que detrás de este proyecto hay un equipo de gente que se preocupa por un producto bien acabado, donde no solo es importante la relación calidad precio, sino que el usuario final tenga la mejor experiencia posible.

5 comentarios en “SlimBook un ultraportatil ideal para Ubuntu

  1. A mí me sorprendió gratamente cuando lo recibí. Me había imaginado que sería más pequeño (medí mal XD), me decanté por este y no por otros por su diseño, el precio, porque te lo enviaban con Linux a tu elección y porque, sobretodo, porque la web es honesta. Se nota que no intentan venderte la moto. Explicaciones claras, muchas fotografías y vídeos y un estilo directo.
    Ay, pero tuve un problema con el teclado (también me costó acostumbrarme) una letra no funcionaba correctamente. Al pedir ayuda, responden en menos de 30 minutos con varias cosas que puedes probar y dejándote claro que si no te funciona puedes hacer uso de la garantía.
    En días lo tengo arreglado de nuevo en casa. Ellos se han encargado de todo. Me han tenido informado y han respondido a todas mis preguntas con velocidad y simpatía.
    Estoy encantado con la empresa y así lo digo.

  2. Me parece caro. Pasar de un SSD de 120 a el doble cuesta 110€, cuando en la practica es menos de la mitad. Lo mismo se puede decir de la memoria RAM. Además la gráfica Intel…. mejor una Nvidia normalita…

  3. Llevo escuchando a los agoreros que anuncian el inminente final del PC desde mediados de los 90, y lo que van desapareciendo son los PC-killers… seguramente el próximo en hacerlo sea la tableta.

    Muy interesante lo de este ultraportatil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *