Tu propio servicio de música en streaming

Este es uno de los capítulos del tutorial Tu propia nube en la Raspberry Pi. Encontrarás los enlaces a todos los de capítulos, al final de este artículo.

Actualmente existen diferentes servicios en la nube que nos permiten escuchar música vía streaming, como puede ser Spotify, Google Play Music o iTunes. Sin embargo, estos servicios tienen un versión gratuita y una versión premium de pago. La diferencia entre una versión y la otra se encuentra en los anuncios, la calidad de la reproducción, y otros muchos mas aspectos. Pero sobre todo, quiero destacar el hecho de que pagas por un alquiler de música, el día que dejas de pagar ya no lo tienes. Y si te digo que puedes alojar en tu propia nube tu propio servicio de música en streaming.

Si, efectivamente, con tu Raspberry Pi puedes tener tu propio servicio de música en streaming. Allí puedes alojar toda la música que has comprado durante estos años, y que ahora, por utilizar un servicio como Spotify, la tienes que volver a pagar. Si, es así, la estás pagando de nuevo.

Tu propio servicio de música en streaming. Portada.

Tu propio servicio de música en streaming

¿Por que en la Raspberry Pi?

Las razones para tener nuestro propio servicio de música ya lo adelanté en el primer capítulo de este tutorial que titulé “Tu propia nube en la Raspberry Pi.

Básicamente, en ese artículo me centraba en dos aspectos, uno puramente económico y un segundo relativo a la privacidad. Desde el punto de vista económico, alojar tu propio servicio de música en tu propia nube va a tener un costo de 0.20€. Sin embargo, un servicio como Spotify, en su versión Premium, cuesta 9,99 €/mes. Es como para pensarselo.

Pero no solo esto, porque tal y como he adelantado en la introducción, ¿que pasa con los CD, vinilos, y el resto de música que compraste años atrás?. Si, efectivamente, con un servicio externo, lo vas a tener que pagar de nuevo.

Con lo cual, si quieres ahorrarte unos euros al mes y no volver a pagar por esa música que ya compraste, la solución es la Raspberry Pi. Pero es que, por si esto fuera poco, en tu pequeña Raspberry además de tener tu propio servicio de música en streaming puedes instalar muchos otros servicios como hemos ido viendo en diferentes artículos.

Por supuesto, no todos son ventajas. Tener tu propio servicio de música en tu propia nube, tiene algunos inconvenientes. Por un lado, tienes que preocuparte de gestionar y mantener este servicio en tu Raspberry. Por otro lado, otro inconveniente, es cuando no estás en tu red local con acceso a tu Raspberry Pi. En el caso de que no estés en tu red local, tienes opciones para acceder a tu propio servicio de música, como es conectarte vía VPN, tal y como comenté en el artículo sobre Acceder a tu red local desde fuera. También puedes dejar un puerto abierto del router y conectado a Ampache. Ahora bien, debes elegir que opción tomar. Eso ya depende de lo que tu consideres, y lo que te quieras exponer.

Ampache tu propio servicio de música en streaming

Ahora que ya tienes claro lo conveniente que es tener tu propio servicio de música en streaming, el siguiente paso es seleccionar uno e instalarlo. En este caso, para montar tu propio servicio de música en streaming vamos a utilizar Ampache.

Ampache es una aplicación software libre de streaming para audio y vídeo, que te permitirá reproducir tu música y vídeos desde cualquier lugar, siempre y cuando tengas conexión a internet, y por supuesto el servidor esté accesible.

Instalación

Una de las ventajas de este servicio de música en streaming es lo sencillo que es de instalar. Eso si, necesitarás tener instalado un servidor web, un servidor de bases de datos y PHP. Pero esto seguramente ya lo habrás instalado, y si no es así, en el artículo sobre como instalar una infraestructura LAMP en dos pasos, te explico como hacerlo.

Una vez ya tienes tu infraestructura LAMP instalada, tener tu propio servicio de música en Streming es tan sencillo como seguir los pasos que te indico a continuación,

cd /var/www/html
git clone https://github.com/ampache/ampache.git
sudo chown -R www-data:www-data ampache/
cd ampache
sudo -u www-data composer install --prefer-source --no-interaction

A partir de aquí tienes que esperar hasta que se instalen todas las dependencias necesarias, cosa que se llevará unos minutos.

El asistente de configuración

Una vez descargado el repositorio y realizados los pasos anteriores abre un Navegador. Ves a la dirección IP de tu Raspberry seguido del directorio de instalación de Ampache. Así en mi caso http://192.168.1.48/ampache. Esto te mostrará el asistente de instalación de Ampache. En el primer paso tienes que elegir el idioma en el que instalar Ampache

Tu propio servicio de música en streaming. Asistente.

Se trata de un proceso relativamente sencillo, y donde prácticamente no te vas a encontrar ningún problema. En el segundo paso de la instalación verás los requerimientos necesarios para que se realice la instalación. Esto se supone que lo hemos resuelto durante el proceso de instalación. Si ves alguno de los requerimientos en rojo lo resuelves y continuas al siguiente paso.

Tu propio servicio de música en streaming. Dependencias.

En el siguiente paso, y una vez superado la confirmación de que tienes todos los elementos para instalar Ampache, ha llegado el momento de comenzar con la creación de la base de datos. Para esto es necesario, tan solo, que le indiques el nombre del administrador de la base de datos, y su contraseña. Esto ya lo hemos hecho en otras ocasiones…

Tu propio servicio de música en streaming. Configuración.

En este paso se crean los ficheros de configuración. De nuevo introduce los datos del administrador de la base de datos. En cuanto al tipo de instalación, deja por defecto a menos que sepas lo que estás haciendo y marca los reproductores. Estos son los protocolos que puedes utilizar para reproducir la música y vídeos que gestionará Ampache.

Tu propio servicio de música en streaming. Progreso.

Probando Ampache

Una vez ya lo tienes todo configurado, ha llegado el momento de empezar a añadir música. Para ello, en la parte superior izquierda encontrarás un pequeño menú,

Tu propio servicio de música en streaming. Menú.

  • Inicio
  • Reproducción local
  • Preferencias
  • Módulos
  • Administrador
  • Salir

Entra en la opción de administrador y encontrarás el menú desde donde podrás añadir catalogos pero también usuarios.

Para añadir el catálogo debes seleccionar el tipo de catálogo, es decir, si es local o remoto. En el caso de que sea local, debes indicar la ruta en la que se encuentra el catálogo. Mientras que si es remoto deberás indicar la dirección url así como tus datos de acceso, nombre de usuario y contraseña.

Tu propio servicio de música en streaming. Catálogo.

Ahora solo tienes que subir a tu Raspberry Pi, en el directorio Musica, por ejemplo, y dentro de sus correspondientes directorios ca álbum. Una vez añadido, el siguiente paso es ir al correspondiente catálogo y actualizar.

Un reproductor para Android

Para poder sacarle todo el partido a Ampache necesitaremos también un repoductor. Para esto, tenemos por ejemplo Subsonic Music Streamer, que funciona perfectamente con nuestro servicio de música en streaming Ampache.

Tu propio servicio de música en streaming. Subsonic.

Solo nos queda configurar Subsonic para que trabaje con Ampache. Para ello, en la configuración de Subsonic buscaremos la opción de añadir servidor. Aquí debemos indicar la dirección del servidor, por ejemplo http://192.168.1.48/ampache, nuestro nombre de usuario y nuestra contraseña. Y esto mismo lo puedes hacer vía OpenVPN.

Conclusión

Ampache es una excelente solución para tener tu propio servicio de música en tu propia nube. No es nada complicado de instalar y nos permite acceder a todo el contenido desde cualquier lugar. Ahora solo tienes que pasar toda esa música que compraste hace años a la Raspberry. Así podrás disponer de ella desde cualquier sitio y en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *