Vim, un editor atemporal

Antes de comenterte las ventajas de conocer y controlar un editor de texto como es Vim, te tengo que dejar claro, que en ningún caso estoy intentando convencerte. No es mi intención, ni mucho menos. Que quieras utilizar Vim tiene que nacer de ti, como cualquier otra cosa en esta vida. Todo aquello que se impone u obliga, genera una reacción de igual fuerza pero en sentido contrario.

Tienes que ser tu el que te des cuenta de las ventajas que te aporta o no. Quizá simplemente no es tu momento para aprender a utilizar Vim. Ya sea por que no lo necesitas ahora, o por que no lo necesitas nunca, o al menos eso es lo que tu piensas. También es cierto, que si no escribes a menudo, o no escribes mucho, es probable la relación entre el coste de aprender Vim frente a las ventajas que vas a obtener, esté muy descompensado. Aunque como reza el dicho el saber no ocupa lugar.

Dicho esto, y basándome en mi propia experiencia, me siento más cómodo escribiendo con Vim que con LibreOffice por decirte un editor Open Source o con Microsoft Office, por citarte uno privativo. Y me siento más cómodo porque soy mas productivo, no pierdo tanto el tiempo, desplazando el ratón para simplemente marcar un texto en negrita o cursiva, aunque por supuesto, existen atajos de teclado. No me distraigo, estoy centrado en lo importante, en la generación de un documento, de un contenido.

Pero no solo está, la productividad, también está la agilidad mental. Aprender a utilizar Vim es aprender un lenguaje con sus nombres, verbos, etc. Y esto lo verás en el capítulo 3 de este tutorial. Así, en lugar de desplazarte con el ratón en busca de las tres palabras que quieres borrar, simplemente pulsarás d3w (delete 3 words), y ya lo tendrás resuelto.

En Vim como en todo en esta vida, puedes resolver un determinado problema de diferentes formas. Pero en Vim, como en la vida, la gracia se encuentra en resolverlo en el menor número de pasos posibles. Y esto a mi me motiva realmente.

Sea como fuere, te invito a que te adentres en el maravilloso mundo de Vim

Vim un editor atemporal

Vim un editor atemporal

¿Porque aprender Vim?

Ahora que en la introducción, he dejado claro que no quería convencerte de usar VIM, te voy a intentar dar las razones necesarias y suficientes para que te convenzas tu mismo de que necesitas Vim, igual o mas que el aire que respiras… (a lo mejor aquí me he pasado.

Para los administradores de sistemas

Es muy probable que te preguntes ¿porque tienes que aprender VIM cuando existen editores de texto como Microsoft Office o LibreOffice? O en el caso de que te dediques a la programación, ¿porque aprender VIM si tienes Visual Studio Code?. Es una buena pregunta. Desde luego que, si te dedicas a la administración de sistemas, conocer un editor como VIM es imprescindible, en tanto en cuanto, lo vas a encontrar en las máquinas que administras, y es un potente editor que te va a crear y modificar archivos de configuración, por ejemplo.

Es probable que pienses siempre me quedará nano. Sin embargo, no siempre es así, no en todas las máquinas encontrarás instalado nano. Que lo pondrías instalar, por supuesto, pero si estás en una intervención ¿de verdad te vas a poner a instalar nano?

Y que quede constancia de que no tengo nada contra nano. Me parece un estupendo editor. Pero, desde luego, la potencia que tiene Vim, no la tiene nano.

Para ti que escribes

En el caso de que no seas administrador de sistemas, pero estes preocupado por tu productividad, en VIM, vas a encontrar un importante aliado. Sobre todo, si te buscas un aliado adicional como es Markdown, sobre el que te he hablado en innumerables ocasiones. Pero no solo si utilizas Mardown, si no lo utilizas, también puedes aumentar exponencialmente tu productividad, con solo aprender a trabajar con Vim, y conocer todos sus atajos de teclado y funcionalidad. Esto va a mejorar tu productividad, por dos razones. La primera es que evitas distracciones y te vas a centrar en lo importante, la creación de contenido. La segunda razón, es que a duras penas, tocarás el ratón, y esto te permitirá ir mas rápido, y en definitiva, como te decía anteriormente, ser mas productivo.

Como ya he comentado en mas de una ocasión, tanto los artículos que publico como los guiones del podcast, como casi cualquier documento que hago hoy en día, incluido libros, lo hago directamente en Vim. ¿Porque? por las razones que te he ido mencionando anteriormente. Productividad, sencillez, simple, práctico…

Está siempre disponible

Esto ya te lo he comentado anteriormente, y es que Vim lo encontrarás prácticamente en cualquier distribución Linux con la que trabajes. Pero no solo con Linux, también con MacOS. En el caso de las distribuciones Linux, es tan sencillo instalarlo, como ejecutar alguna de las instrucciones que te indico a continuación,

  • Debian o Ubuntu ➡ apt install vim
  • RHEL o CentOS ➡ yum install vim
  • Fedora ➡ dnf install vim

Documentación

VIM tiene una excelente documentación. Tanto la que puedes encontrar a lo largo y ancho de internet. Como la que puedes encontrar acompañando al propio VIM. Una vez dentro de VIM tan solo tienes que utilizar el comando :help, para poder disfrutar de la potente ayuda disponible.

Una gran comunidad

Una de las grandes ventajas de las aplicaciones clásicas, y de las distribuciones mas conocidas, es siempre su comunidad. VIM es un clásico, con una gran comunidad detrás. ¿Que ventajas tiene una comunidad?. Primero, es que siempre hay alguien con mas conocimiento que tu, alguien que te puede ayudar en caso de que tengas un problema. Por otro lado, además de la documentación oficial, encuentras decenas de tutoriales, vídeos y artículos, que te ayudan a mejorar y profundizar en su conocimiento.

Por supuesto, no todo está en aprovechar las ventajas que tiene una comunidad, también es muy interesante participar y aportar en ella. Al final todo repercute en ti.

Vim es configurable y extensible

Como no podía ser de otra forma, Vim es altamente configurable y extensible. Y una de las razones para ello, por supuesto es el tiempo que lleva entre nosotros y que ha servido para que sea mas configurable y mas extensible.

Existen docenas de complementos con los que personalizar y adaptar Vim a tus necesidades. Y no solo se trata de adaptar, sino de ajustar al milímetro, para el trabajo que vas a desempeñar.

Simplemente tienes que darle un vistazo a la página VimAwesome. De esta manera te darás cuenta de todas las opciones que tienes para personalizar y configurar Vim.

Eso si, te recomiendo que para empezar no sobrecargues Vim. Empecemos a conocerlo tal y como es. Y poco a poco ya nos dará tiempo de adentrarnos en este increíble mundo de complementos y configuraciones personalizadas.

Edición de código

Por supuesto, y esto casi que no hacía falta que te lo dijera, Vim soporta gran cantidad de lenguajes de programación y formatos de archivo. Evidentemente es capa de detectar y conocer el tipo de archivo que estás editando, y no solo por la extensión del archivo del mismo, también en ocasiones, por el contenido del mismo.

Conclusión

No quiero desanimarte, pero aprender Vim no es tan sencillo como otros editores de texto. Tiene su curva de aprendizaje. Una curva que tendrás que superar. Pero créeme cuando te digo que te va a valer la pena, tanto si lo necesitas para tu trabajo, como si lo quieres aprender para ser mas productivo. Sea cual sea la razón que tengas para aprender VIM, te puedo asegurar que te merecerá la pena.


Imagen de portada de Drew Beamer en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *