Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc.

Si desarrollas aplicaciones para otros sistemas operativos, o incluso, si desarrollas aplicaciones para diferentes distribuciones GNU/Linux, o incluso, si desarrollas para diferentes versiones de una misma distribución, es recomendable tu aplicación en todas estas situaciones. ¿Como hacer esto sin tener todos estos sistemas operativos instalados mediante la virtualización?. Y en esta caso vamos a ver como hacer la virtualización con VirtualBox.

¿Que es eso de la virtualización?. La virtualización no es mas que la implementación por software de una plataforma de hardware, un sistema operativo, etc. Se trata de una máquina virtual que simula un hardware con su sistema operativo que se ejecuta como si estuviera instalado.

Y ¿en que otras ocasiones podría utilizarlo? Además de lo comentado anteriormente, un uso bastante frecuente entre los usuarios de distribuciones Linux, es para probar otras versiones de tu distribución, e incluso otras distribuciones.

Vayamos a la parte práctica, como realizamos la virtualización con VirtualBox.

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc.

Virtualización con VirtualBox

Instalación de VirtualBox

Evidentemente para empezar a trabajar con la virtualización con VirtualBox, necesitaremos el paquete de VirtualBox. Aquí tenemos dos opciones, o bien, instalar el que tenga nuestra distribución, o bien descargarlo desde la página de VirtualBox. La diferencia entre una y otra radica básicamente en que la versión de VirtualBox que viene en tu distribución probablemente será mucho mas antigua que la que puedas descargar de la página de los desarrolladores.

En el primer caso, es tan sencillo como ejecutar la orden

sudo apt install virtualbox

Si por el contrario te decides a instalarlo desde la página de los desarrolladores iremos a la página de VirtualBox.
Una vez allí, nos debemos de fijar en la parte izquierda de la pantalla, donde pone DOWNLOAD y pulsamos sobre el nombre. Una vez hemos accedido al apartado de DOWNLOAD tenemos que ir a la pantalla principal que nos abre y descargar el ultimo paquete de VirtualBox para linux host, que está en un hiperenlace, hacemos clic sobre l y nos abrirá una pantalla donde podremos observar las versiones de linux que hay disponibles, solo tenemos que elegir la nuestra y descargar el paquete correspondiente.

Una vez tengamos el paquete de VirtualBox descargado, nos tenemos que situar en la carpeta de descargas. Cuando estemos allí, tenemos que hacer, en la consola, ls para ver que la extensión del paquete sea .deb. Si la extensión es correcta, procedemos con el primer comando para instalar dicho paquete. Para poder instalar necesitarás tener derechos de administrador, por eso utilizaremos sudo. Así la orden a ejecutar será,

sudo dpkg -i nombre\_del\_paquete.deb

También podemos hacer doble clic sobre el archivo en cuestión desde Nautilus, Nemo, Caja o el gestor de archivos que utilices, de forma que nos abrirá el centro de software. Si bien, es recomendable hacerlo desde el emulador de terminal, porque nos permite ver si hay errores de instalación, básicamente, si existen dependencias no satisfechas, y resolverlo.

Es posible, que haga falta una o mas dependencias, o que tenga errores en la instalación. En ese caso, ejecutaremos la siguiente orden para corregir los problemas de dependencias o errores en la instalación, tal y como he comentado anteriomente.

sudo apt -f install

Con esto tendremos instalado el programa VirtualBox en nuestro sistema operativo de la familia Debian, ya sea Ubuntu, Linux Mint, Elementary, etc.

Uso y funcionamiento de VirtualBox

A continuación vamos a ver como iniciar el programa, como usarlo y su posterior configuración. Así que vayamos por partes.

Vamos a iniciar el programa y añadirlo al escritorio. En el caso de KDE Plasma realizaremos los siguientes pasos. Pulsamos el símbolo de inicio, que está situado en la parte inferior izquierda. Una vez pulsado con un solo clic se nos abrirá un menú desplegable, luego iremos a la pestaña SISTEMA y allí iremos desplegando el menú hacia debajo y buscaremos el programa VirtualBox. Una vez lo hayamos encontrado, le daremos un clic para que se ejecute y así se abra.

En el caso de GNOME simplemente tenemos que pulsar la tecla SUPER y escribir virtualbox y nos aparecerá inmediatamente el icono de la aplicación. Hacemos clic sobre él y se iniciará, para que podamos comenzar con la virtualización con VirtualBox.

En la siguiente imagen puedes ver la apariencia que tiene VirtualBox nada mas lanzarlo (bueno, en este caso ya he añadido una imagen).

Si te fijas en la imagen anterior, podrás observar distintas características que tiene el programa en si. Para ello, están las tres primeras pestañas, que son Archivo, Máquina y Ayuda que están en la parte superior del programa.

Virtualización con VirtualBox. Archivo.

Analizaremos en primer lugar la pestaña de Archivo y lo que se puede hacer con ella, para ello, hacemos un clic en Archivo para que nos muestre lo siguiente:

  • Preferencias: Dentro de este apartado, podemos encontrar ocho subapartados que detallaré a continuación:
    • General: En esta pestaña está especificada la ruta de instalación del programa
    • Entrada: Aquí están descritos los atajos de teclado que hay dentro del programa, el cual podemos modificar a nuestro antojo
    • Actualizar: Como bien, su propio nombre indica, es para comprobar si hay actualizaciones y así poder descargarlas
    • Idioma: Aquí lo que podemos hacer es, concretamente, escoger el idioma que mas nos guste
    • Pantalla: Viene por defecto, que se autoajuste automáticamente, pero podemos poner la resolución de pantalla que más se adapte a nuestras necesidades
    • Redes: Aquí podemos configurar la topología de red de nuestro VirtualBox
    • Extensiones: En esta pestaña podemos ver si tenemos algún “Extension Pack” y su versión
    • Proxy: Desde aquí podemos habilitar un proxy para el programa y configurarlo
  • Importar servicio virtualizado: Esto es básicamente para poder traer a nuestro VirtualBox una “OVA” de un sistema operativo virtualizado, eso quiere decir que otra persona, habrá echo una MV con un SO y nosotros lo habremos copiado a nuestra máquina
  • Exportar servicio virtualizado: Esto es la inversa de importar. Sencillamente lo que hacemos en VirtualBox es crear una “OVA” de un sistema operativo que tenemos virtualizado en nuestro VirtualBox para que otra persona se lo pueda poner en una MV en su VirtualBox
  • Administrador de medios virtuales: Voy a adjuntar una captura de pantalla y la explico
  • El administrador de medios virtuales. Esta pestaña es para administrar todos los tipos de unidades que poseemos en nuestro VirtualBox, como podemos observar, solo tengo un disco duro, con un Ubuntu. Como podéis ver, se pueden copiar los discos, modificarlos, eliminarlos, liberar espacio y actualizar los discos. Hay tres tipos de disco que podemos administrar, los discos duros, los discos ópticos y los discos flexibles.
  • El administrador de operaciones de red. Esta opción como la de comprobar actualizaciones sirve para ver si hay actualizaciones del VirtualBox y del ExtensionPack disponibles
  • Comprobar actualizaciones. Esta opción, como la de administrador de operaciones de red sirve para ver si hay actualizaciones del VirtualBox y del ExtensionPack
  • Reiniciar todas las advertencias y salir. Lo que hace es comprobar si hay advertencias de configuración o de una mala configuración y las vuelve a reiniciar, cuando las reinicia, lo que hace es volver a chequear si hay errores y vuelve a postear la advertencia con el error en cuestión

Virtualización con VirtualBox. Máquina.

Dentro de la pestaña Máquina empezaremos con la opción Nueva. Esta opción nos permite crear una nueva máquina, vamos comenzar con la virtualización con VirtualBox. Al pulsar sobre ella, comenzará el proceso de Crear máquina virtual. En la primera pantalla nos pedirá el nombre de nuestra máquina virtual, el tipo de máquina virtual a crear (Windows, Linux, MacOSx, etc) y la versión de la máquina virtual, según puedes ver en la siguiente captura de pantalla.

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc. Crear una máquina virtual.

Como ejemplo, crearemos una máquina virtual con la siguiente configuración,

  • nombre: ubuntu
  • tipo: Linux
  • versión Ubuntu 64 bit.

Pulsamos el botón Siguiente. Aquí debemos definir el tamaño de memoria, es decir, la cantidad de memoria RAM que queremos asignar a nuestra máquina virtual. Aquí deberás elegir en función de la cantidad de memoria que tenga tu equipo y del tipo de máquina virtual. Es decir, si tu equipo tiene 16 GB de RAM, y quieres montar un Ubuntu con GNOME lo suyo sería asignar 4 GB de RAM. Pero si vas a montar un Ubuntu Server, con 1 GB tendrás mas que suficiente.

En este ejemplo, voy a asignarle 3 GB de RAM, tal y como puedes ver en la siguiente captura de pantalla,

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc. Crear una máquina virtual. Memoria RAM.

Pulsamos el botón Siguiente. Aquí debemos agregar un disco duro virtual a la máquina que estamos creando.

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc. Crear una máquina virtual. Disco duro,

Pulsamos el botón Crear. Ahora nos pregunta sobre el tipo de tipo de archivo de disco duro. La elección del tipo de archivo de disco duro, depende de si lo vas a utilizar con otro software de virtualización o no. Si solo lo vas a utilizar para realizar virtualización con VirtualBox, deja la opción que viene definida por defecto, VDI (VirtualBox Disk Image).

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc. Crear una máquina virtual. Tipo de disco duro,

Pulsamos el botón Siguiente. Aquí debemos seleccionar si el nuevo archivo de unidad de disco virtual es de un tamaño fijo o puede crecer según necesidades, lo que se conoce como reserva dinámica. La ventaja de la reserva dinámica es que solo se usa el espacio de nuestro disco físico que se necesite, mientras que en el caso de tamaño fijo, la ventaja es que aunque toma mas tiempo la creación es más rápido al utilizarlo. Aquí depende de tus necesidades y del tamaño de tu disco duro y de la tasa de utilización. Si tienes 1 TB y solo tienes ocupado 50 GB, sin lugar a dudas tamaño fijo, puesto que irá mas rápido.

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc. Crear una máquina virtual. Almacenamiento de disco duro,

Pulsamos el botón Siguiente. Aquí debemos definir el nombre del archivo del archivo, donde hay que guardarlo y el tamaño de disco virtual. Inicialmente el sistema lo había fijado en 10 GB. Dependiendo de lo que quieras virtualizar esto puede ser suficiente o no. A mi para un sistema Ubuntu se me hace muy escaso. Yo partiría con 30 GB.

Virtualización con VirtualBox en Linux Mint, Ubuntu, etc. Crear una máquina virtual. Ubicación de disco duro

Pulsamos el botón Crear, y ya tenemos creada nuestra primera virtualización con VirtualBox.

En el siguiente artículo de la serie, veremos como instalar un sistema operativo en nuestra primera virtualización con VirtualBox.


Más información,

Si te ha gustado el artículo, apúntate y te mantendré actualizado sobre el que es el mejor sistema operativo. Te mostraré como mejorar tu entorno de trabajo y conseguir ser mucho mas productivo

Publicado en la categoría... Tutoriales
Etiquetado como... , ,

Artículos relacionados